Bacteriemia asociada a catéter por Pandoraea pnomenusa en un paciente pediátrico con leucemia aguda linfoblástica

Bacteriemia asociada a catéter por Pandoraea pnomenusa en un paciente pediátrico con leucemia aguda linfoblástica

132 Cartas científicas / Med Clin (Barc). 2016;147(3):130–132 5. Tuuminen T, Suomala P, Harju I. Actinobaculum schaalii: Identification with MALDI-TOF...

80KB Sizes 7 Downloads 93 Views

132

Cartas científicas / Med Clin (Barc). 2016;147(3):130–132

5. Tuuminen T, Suomala P, Harju I. Actinobaculum schaalii: Identification with MALDI-TOF. New Microbes New Infect. 2014;2:38–41.

Ana Lara-Oya a , José María Navarro-Marí a y José Gutiérrez-Fernández a,b,∗

b

Departamento de Microbiología, Facultad de Medicina, Universidad de Granada-IBS, Granada, Espa˜ na

∗ Autor

para correspondencia. Correo electrónico: [email protected] (J. Gutiérrez-Fernández).

a

Laboratorio de Microbiología, Complejo Hospitalario Universitario de Granada-IBS, Granada, Espa˜ na

Bacteriemia asociada a catéter por Pandoraea pnomenusa en un paciente pediátrico con leucemia aguda linfoblástica Catheter-associated bacteremia by Pandoraea pnomenusa in an infant with acute lymphoblastic leukemia Sr. Editor: Presentamos el caso de un paciente de 10 meses con leucemia aguda linfoblástica pre-B del lactante, que ingresa en el Servicio de Hemato-Oncología Infantil para recibir el ciclo de quimioterapia. El paciente es portador de catéter venoso central con reservorio (Porta-Cath® ) por donde recibe fluidoterapia y quimioterapia, que tolera sin problemas, y mantiene buen estado general durante el ingreso. ˜ de A las 48 h presenta rinorrea abundante que se acompana febrícula, por lo que se extrae un aspirado nasal para estudio de virus influenza con resultado negativo. El resto del tiempo permanece afebril, con buen estado general y analítica normal. Se le administra cotrimoxazol cada 12 h, 3 días en la semana y dexametasona cada 8 h durante 5 días. Se le da el alta citándose a los 3 días en consulta para nuevo control analítico. En su regreso al hospital para el control analítico, ingresa desde la consulta por presentar pancitopenia, fiebre, cuadro de bacteriemia con tiritona, regular color y perfusión, que requiere la administración de cristaloides en una ocasión, 3 transfusiones de plaquetas y una de sangre. Se le extrae un hemocultivo en el momento y otro al día siguiente (BD BactecTM Peds PlusTM ) e inicia tratamiento con factores estimulantes de colonias de granulocitos y tratamiento antibiótico de amplio espectro. Persiste la fiebre en los 4 días siguientes al ingreso y asocia valores de PCR crecientes, pasando de 69,7 mg/l al ingreso a 226,9 mg/l a las 48 h, momento en el que se aísla de los 2 hemocultivos Pandoraea pnomenusa, con identificación directa por MALDI-TOF y solo sensible a minociclina e imipenem (Wider, Francisco Soria Melguizo S. A.), sustituyéndose cefepime –que tomaba desde el ingreso– por este último. Al día siguiente al aislamiento microbiológico se retira el catéter y completa tratamiento antibiótico con imipenem durante 10 días. Tanto los hemocultivos de control de sangre periférica extraídos 2 y 5 días después como el cultivo del catéter fueron estériles. Durante el resto del ingreso presentó buen estado general, salvo signos de catarro de vías altas con vómitos, pero sin mucositis. Desapareció la fiebre y la PCR pasó a ser de 9,6 mg/l en el momento de recibir el alta, 11 días después del nuevo ingreso. ˜ El género Pandoraea, establecido por Coenye et al. en el ano 20001 , comprende un grupo de especies descritas de bacilos gramnegativos, aerobios estrictos, no fermentadores, con 1-8 flagelos polares y estrechamente relacionados con los géneros Burkholderia y Ralstonia2 , antes incluidos en el grupo del CDC WO-2, de donde fueron reclasificados. Este género actualmente tiene 9 especies. A 5 de ellas se les dio nombre y a las 4 restantes se las designa como «genomovars» de Burkholderia cepacia. Las 5 especies

http://dx.doi.org/10.1016/j.medcli.2016.03.009

nominadas son P. apista, P. pulmonicola, P. pnomenusa, P. sputorum y P. norimbergensis. Los microorganismos pertenecientes a este género son positivos a catalasa y oxidasa, móviles y crecen a 30 y a 37 ◦ C en agar sangre y McConkey y a 0,5 y 1,5% de NaCl, respectivamente. En la tinción de Gram se observan bacilos gramnegativos, rectos o algo curvados, y pueden presentar una tinción variable. La colonia es circular y grisácea, observándose mejor tras 48 h de incubación. Es frecuente aislarlos del ambiente y del esputo de pacientes con fibrosis quística. Su patogenicidad aún es desconocida2 , aunque varias especies se han aislado por primera vez en sangre, lo que evidencia una importante capacidad para producir infecciones invasivas2 , sobre todo P. pnomenusa, ya que ha sido la especie más aislada desde hemocultivo en el CDC. Puede producir bacteriemia, infección bronquial, sinusitis, infección urinaria y de heridas. En infecciones de las vías respiratorias, como la fibrosis quística, es un patógeno que eventualmente puede causar infección y además diseminarse en la comunidad, ya que se han descrito casos de transmisión entre pacientes con esta enfermedad3 . En cuanto al tratamiento, se trata de un microorganismo multirresistente. Todos los aislados fueron resistentes a ampicilina y cefalotina y la mayoría a cefalosporinas de espectro extendido, aztreonam, piperacilina y aminoglucósidos. La sensibilidad es variable a fluoroquinolonas y presenta un patrón singular de resistencia a carbapenémicos, ya que son resistentes a meropenem pero sensibles a imipenem1 , aunque en un estudio reciente realizado en Alemania se ha encontrado una cepa de P. pnomenusa resistente a imipenem, lo que hace imprescindible la identificación a nivel de especie mediante espectrometría de masas o PCR4 . Bibliografía 1. Coenye T, Falsen E, Hoste B, Ohlén M, Goris J, Govan JR, et al. Description of Pandoraea gen. nov. with Pandoraea apista sp. nov., Pandoraea pulmonicola sp. nov., Pandoraea pnomenusa sp. nov., Pandoraea sputorum sp. nov. and Pandoraea norimbergensis comb. nov. Int J Syst Evol Microbiol. 2000;50:887–99. 2. Johnson LN, Han JY, Moskowitz SM, Burns JL, Qin X, Englund JA. Pandoraea bacteremia in a cystic fibrosis patient with associated systemic illness. Pediatr Infect Dis J. 2004;23:881–2. 3. Kokcha S, Bittar F, Reynaud-Gaubert M, Mely L, Gomez C, Gaubert J-Y, et al. Pandoraea pulmonicola chronic colonization in a cystic fibrosis patient, France. New Microbes New Infect. 2013;1:27–9. 4. Valenzuela MME. Pandoraea cepa. Rev Chilena Infectol. 2007;24:407–8.

Iker Falces-Romero, Almudena Gutiérrez-Arroyo y María Pilar Romero-Gómez ∗ Servicio de Microbiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, Espa˜ na ∗ Autor para correspondencia. Correo electrónico: [email protected] (M.P. Romero-Gómez).

http://dx.doi.org/10.1016/j.medcli.2016.04.009