Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia

Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia

67-69 1067-Tecnica 15/10/03 12:36 Página 321 Técnica Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia ANTONIA LEONOR CABALLE...

31KB Sizes 0 Downloads 6 Views

67-69 1067-Tecnica

15/10/03

12:36

Página 321

Técnica

Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia ANTONIA LEONOR CABALLERO ALMAGROa Y PEDRO PABLO SERRANO ROJASb a

Matrona. Centro de Salud de Cehegín. Murcia. bMatrón. Hospital Comarcal del Noroeste. Murcia. España.

Resumen La educación maternal trata de aumentar la confianza y conocimientos de la embarazada para contribuir a vivir su embarazo, parto y crianza de forma más satisfactoria. Una alternativa es la educación maternal en el agua (EMA), distinta de la “natación para embarazadas”, que nos ofrece múltiples posibilidades gracias a sus efectos: se alivia el peso, favorece los giros y movimientos articulares y musculares y, además, aumenta el vínculo afectivo madre-hijo. La embarazada refiere mejoría en sus molestias físicas, mayor control de su respiración y relajación, beneficios psicológicos y una visión más fisiológica y natural de su estado. Palabras clave: Educación. Maternal. Embarazada. Agua. Alternativa.

Maternal education in water: an alternative in Región de Murcia (Spain) Maternal education aims to increase the confidence and knowledge of pregnant women so that pregnancy, delivery and child rearing can be more satisfactory. One alternative is maternal education in water, which is not the same as “swimming for expectant mothers” and which offers multiple possibilities due to its effects: it relieves weight, increases joint and muscular movements Correspondencia: A. L. Caballero Almagro. Avda. San Pablo, 3. 30820 Alcantarilla. Murcia. España. Aceptado para su publicación el 6-11-2002.

67

and increases bonding between mother and child. Expectant mothers report relief of physical complaints, greater breathing control and relaxation, psychological benefits and a more physiological and natural view of their pregnancy. Key words: Education. Maternal. Expectant mother. Water. Alternative.

Introducción. ¿Qué es la educación maternal en el agua? A través de la educación maternal (EM), la matrona trata de enseñar a la mujer a tener confianza en sí misma y en su capacidad para contribuir a tener un embarazo, parto y crianza mucho más satisfactorios y saludables1. La educación maternal en el agua (EMA) se inició en Francia en 1977, y trata de aunar las finalidades de la EM en un medio acuático. La actividad acuática (AA) es un conjunto de ejercicios realizados en el espacio acuático que se pueden reunir en un programa con objetivos concretos adaptados a las características de las personas que lo realizan. El agua ofrece muchas posibilidades, sobre todo cuando se trata de realizar ejercicios con personas con dificultad de movimiento2-4. Justificación La EMA se basa en los beneficios de la hidrocinesiterapia, que significa “movimientos terapéuticos en el agua” (palabra de origen griego). Al sumergirnos en el agua, nuestra flotabilidad conlleva una reducción de la carga que soporta habitualmente el sistema osteomuscular, y favorece la realización de giros, desplazamientos y movilización ENFERMERÍA CLÍNICA 2003;13(5):321-3

321

67-69 1067-Tecnica

15/10/03

12:36

Página 322

Caballero Almagro AL, et al. Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia

de articulaciones y grupos musculares con un esfuerzo mucho menor (efecto hidrocinético)5,6. Además, en el plano psicosomático reporta un gran beneficio, fortaleciendo el vínculo madre-hijo: la madre se ve rodada de un medio afín a ella y a su bebé4,7. Objetivos generales – Ayudar a descubrir a la embarazada los beneficios que le aportan los ejercicios acuáticos. – Transmitir a la embarazada una visión saludable de su gestación. – Aumentar la confianza y la seguridad de la embarazada. Objetivos específicos – Aliviar las molestias del embarazo. – Aprender a relajarse. – Dominar la respiración. – Aumentar la capacidad respiratoria. – Aumentar la reserva de adaptación funcional al esfuerzo. – Mejorar la estructura osteoarticular y aumentar la flexibilidad. – Mejorar la coordinación neuromuscular. – Disfrutar del aspecto lúdico-recreativo de la actividad física. – Fomentar la relación maternofilial. Metodología Para la inclusión de la gestante se realizaba una valoración a través de una entrevista personal, para conocer la motivación por participar en este programa. Se descartaba cualquier posible contraindicación a través de la anamnesis e historia clínica. La mujer debía tener de 22 a 37 semanas de gestación. Que la mujer no sepa nadar no es una contraindicación para la EMA, es suficiente con que esté motivada y no tenga miedo al agua8. El programa comprendía una parte teórica y otra práctica: tras impartir una clase teórica, la mujer, con una pregunta abierta, debía responder por escrito sobre sus expectativas respecto al programa; la respuesta era anónima. La parte práctica comprendía 8 sesiones, una semanal durante 2 meses; en el año 2000 se desarrolló en los meses de mayo y junio, y en el año 2001 durante los meses de abril y mayo. Estas sesiones prácticas se impartieron en la piscina municipal cubierta de Cehegín. El número de embarazadas que asistió fue de 6 a 10 por sesión, pertenecientes a los municipios de Cehegín y Bullas (Murcia). Una vez finalizado el programa, la mujer volvía a responder por escrito con otra pregunta abierta so322

ENFERMERÍA CLÍNICA 2003;13(5):321-3

bre los beneficios obtenidos con la EMA para poder evaluar nuestro trabajo. Recursos – Una piscina climatizada, con una temperatura aproximada de 28 °C: una zona amplia (6 × 2 m) y tranquila, con poca profundidad (1,45 m). – El material auxiliar dependía de las actividades que se programan en cada sesión, como flotadores, aros, tablas, gusanos, pelotas, etc. – La presencia de la matrona como profesora aumentaba más la seguridad de la embarazada. Desarrollo Parte teórica A través de una sesión teórica se les explicó en qué consiste la EMA y la diferencia con la natación, para que conocieran los objetivos del programa, el método que sigue y sus beneficios8. Se enseñaba la toma de frecuencia cardíaca y la matrona calculaba el número de pulsaciones límite, según el peso y la edad, que no debe sobrepasar la mujer tras el calentamiento9. Al finalizar se realizó una pregunta abierta para evaluar expectativas con este curso. Parte práctica10-12 El desarrollo de una sesión dura aproximadamente 1 h, y se divide en 4 partes: 1. Calentamiento, 10-15 min. 2. Ejercicios en el agua, 30-40 min. 3. Estiramiento, 5-10 min. 4. Intercambio de sensaciones y sugerencias para la siguiente sesión. Al finalizar la octava sesión se realizó una pregunta abierta para la evaluación final. A continuación se expone un ejemplo de secuencia de los ejercicios en el agua, de 30-40 min8: 1. Propulsión: se comienza con ejercicios de movimientos ligeros en el agua y adopción de diferentes posturas, sin miedo a perder el equilibrio; movimientos de miembros superiores e inferiores que favorecen la circulación sanguínea. 2. Respiratorios: a través de la resistencia que ofrece el agua la mujer debía dominar su respiración, realizando una espiración consciente; con ello aumentaba su capacidad respiratoria y aprendía a relajarse. 3. Flotación: por medio de la ingravidez que proporciona el medio acuático, la mujer aprende a relajarse, aumenta la comunicación con su hijo y se favorecen movimientos de balanceo que proporcionan grandes beneficios a su pelvis. 68

67-69 1067-Tecnica

15/10/03

12:36

Página 323

Caballero Almagro AL, et al. Educación maternal en el agua: una alternativa en la Región de Murcia

4. Buceo: con estos ejercicios se relacionaba la respiración, la propulsión y la flotación. 5. Amplitud articular: se consigue una mayor flexibilidad a través de la coordinación de grupos musculares y estructuras osteoarticulares. 6. Juegos: favorecen la cohesión grupal, y el ejercicio físico toma un cariz lúdico y recreativo. Evaluación Si analizamos las respuestas de las mujeres a la pregunta sobre lo que esperaban conseguir antes de haber hecho el programa de EMA y las agrupamos, encontramos los siguientes resultados en orden de frecuencia: – Un 60% para encontrarse más relajadas. – Un 55% para adquirir un entrenamiento en el momento del parto. – Un 45% para encontrarse más ligeras, disminuir las molestias lumbares, la pesadez de piernas, etc. – Un 35% para probar una experiencia nueva. – Un 25% para controlar las respiraciones. – Un 20% para vivir el embarazo de otra manera. – Un 10% para aumentar la elasticidad. Si lo hacíamos después, éstas eran las respuestas sobre los beneficios obtenidos: – El 55% referían una mejoría física, alivio del peso, mayor agilidad, flexibilidad y alivio de molestias más frecuentes. – El 45% refería un mayor control de la respiración. – El 35% refería encontrar mayor relajación en este medio. – El 15% refería vivir de otra forma el embarazo, más distraída, compartiendo momentos agradables con las compañeras y la matrona, mayor aceptación de sí mismas y un destierro de complejos. – El 15% refería que podía ser una buena ayuda para el parto. Discusión 1. Es fundamental informar antes de cada ejercicio sobre la finalidad y beneficios que se persigue, y qué grupos musculares van a trabajar con cada uno. Había ejercicios tan lúdicos que era difícil distinguir su propósito si no se les explicaba, y es

69

fundamental que la embarazada sea consciente de esto, porque no estamos haciendo “natación para embarazadas”. 2. Una de las aportaciones más efectivas de la EMA es la mejoría de las molestias físicas que conlleva el embarazo. Las mujeres valoran positivamente la importancia que tiene el control de la respiración, tanto para prepararse para el parto como para disponer de un recurso útil para su relajación en la vida cotidiana. 3. Tras el programa, las mujeres se daban cuenta de que estos ejercicios practicados en el agua también le reportaban beneficios psicológicos, seguridad, autoconfianza, empatía con su bebé y vivían el embarazo de una manera más normal, ya que observaban que en sus condiciones de gravidez podían encontrar bienestar, descubrir nuevas sensaciones que les eran agradables e, incluso, que se podían divertir. 4. La mujer descubre, a través de la EMA, que la educación maternal no consiste sólo en una preparación para el día del parto, sino que es algo más global que contribuye a vivir un embarazo mucho más satisfactorio. Bibliografía 1. Introducción al trabajo de la matrona en atención primaria. Ministerio de Sanidad y Consumo. INSALUD. Granada: Subdirección General de Gestión de la Atención Primaria, 1990. 2. Barberá Moll X, Franco Tarragó P. Actividades acuáticas para grupos específicos. Apunts: Educació Física i Esports, n.o 21, 1990; p. 17-24. 3. Cirigliano PM. La matronatación pre y postnatal. SEAE/INFO 1994; 28:16-20. 4. Llotet M, Roman B. La matronatación en bebés y natación. IV Seminario de Natación Especializada, natación en bebés y natación en el embarazo. Madrid: FEN, 1992. 5. Armengol D. Natación y embarazo. Actas del X Congreso Nacional de Entrenadadores de Natación. Lleida: ANEN, 1990. 6. Castillo Obeso M. Actividad acuática y embarazo: apuntes para la realización de un proyecto ideal. Comunicaciones Técnicas 1994; 3:17-24. 7. Boudakji R. Natación para bebés. Pautas básicas. Comunicaciones Técnicas 1995;5:25-9. 8. García MI. Curso teórico-práctico: embarazo, agua y actividad física. Granada: Universidad de Granada, Unidad Docente de Matronas Granada, 1999. 9. Sady SP, Carpenter MW. Aerobic exercise during pregnancy: especial considerations. Sports Med 1989;7:357-75. 10. Bucher W. 1000 ejercicios y juegos de natación y actividades acuáticas. Barcelon: Edit. Hispano Europea, 1995. 11. De Lanuza Arús F, Torres Beltrán A. 1.060 ejercicios y juegos de natación. Barcelona: Editorial Paidotribo, Colección Deporte, 1990. 12. Dussault JY, Demerg C. Exercises aquatiques pour les futures mamans. Québec: Les Editions de l’Homme, 1987.

ENFERMERÍA CLÍNICA 2003;13(5):321-3

323