Esguinces y distensiones musculares

Esguinces y distensiones musculares

23 ESP Esguince y distension 14/4/04 17:02 Página 23 EDUCACIÓN SANITARIA AL PACIENTE STEPHANIE WOLLMAN, RN, ANP, MA Instructora clínica de Cuidado...

35KB Sizes 2 Downloads 20 Views

23 ESP Esguince y distension

14/4/04

17:02

Página 23

EDUCACIÓN SANITARIA AL PACIENTE STEPHANIE WOLLMAN, RN, ANP, MA Instructora clínica de Cuidados Intensivos

• St. Barnabas Medical Center, Livingston, NJ.

Esguinces y distensiones musculares ¿En qué se diferencian los esguinces de las distensiones musculares?

El esguince ocurre cuando se produce la distensión excesiva o el desgarro de un ligamento, que es una banda de tejido que rodea a las articulaciones que unen los huesos. Se puede producir un esguince del tobillo, la rodilla, la muñeca, el codo o el cuello (lesión de vértebras cervicales en los accidentes de tráfico en los que un coche golpea a otro por detrás) cuando el pacientes se cae o gira bruscamente una parte de su cuerpo, o bien cuando recibe un golpe en el mismo. El paciente suele recordar haber sentido un “chasquido” cuando presentó la lesión. La distensión muscular tiene lugar cuando se produce el estiramiento o la sobrecarga de un músculo o tendón, que es una banda de tejido que une los músculos al hueso. El paciente puede presentar una distensión muscular al levantar un objeto pesado o mientras realiza diversos deportes. Las distensiones musculares afectan a menudo a la espalda y al muslo. ¿Cómo podemos saber si la gravedad del esguince o de la distensión muscular es leve o intensa?

Si el esguince o la distensión muscular son de grado leve, el paciente puede presentar algo de dolor y tumefacción pero todavía es capaz de mover y utilizar la parte del cuerpo lesionada. Si la lesión es más intensa, el paciente también puede presentar equimosis, tumefacción, calambres o espasmos (según la zona lesionada del cuerpo) con grandes dificultades para soportar peso o mover la parte del cuerpo afectada. También puede haber signos de una lesión más grave como una fractura ósea. Para determinar si el paciente muestra una fractura ósea, el médico puede indicar la realización de una radiografía. ¿Cuál es el tratamiento del esguince o de la distensión muscular?

El tratamiento de la mayor parte de los esguinces y de las distensiones musculares es similar. Durante los 1-2 primeros días, se debe aplicar el protocolo terapéutico para disminuir el dolor y la tumefacción: • Reposo: es necesario tomárselo con calma. El médico puede señalar las actividades a evitar según la lesión que ha tenido lugar. • Hielo: aplicar una bolsa de hielo en la zona lesionada durante no más de 20 min en 4 a 8 períodos diarios durante 1-2 días. El hielo no se debe aplicar directamente sobre la piel. • Compresión: el médico puede solicitar a la enfermera que coloque una venda elástica para eliminar la

tumefacción de la zona lesionada y para mantener su inmovilidad. Hay varias ortesis especiales de pie y férulas que también permiten inmovilizar la zona lesionada. • Elevación: mientras el paciente permanece sentado o tumbado, se deben colocar varias almohadas bajo la zona lesionada con objeto de mantenerla por encima del nivel del corazón del paciente. La administración de un antiinflamatorio no esteroideo, como el ibuprofeno o naproxeno, también es útil para eliminar el dolor y la tumefacción. Una vez que desaparecen el dolor y la tumefacción, el médico puede recomendar la realización de ciertos ejercicios o de maniobras de fisioterapia para incrementar la fuerza y la flexibilidad en la zona lesionada, y también para impedir una nueva lesión. Cuando el paciente puede volver a realizar ejercicio físico (al menos 2 días después de la lesión), la aplicación de una compresa caliente en la zona lesionada antes de su realización es útil para relajar los músculos. En los casos de lesión grave, el médico puede indicar la colocación de una férula de yeso para mantener inmovilizada la zona lesionada mientras tiene lugar el proceso de curación o mientras se realiza la intervención quirúrgica. ¿Cuándo debe el paciente avisar al médico?

Una vez que se inicia el tratamiento, el paciente debe avisar al médico si muestra un incremento del dolor, la tumefacción o las equimosis o bien si presenta entumecimiento u hormigueos en la zona lesionada o en sus zonas próximas. ¿Cómo se pueden prevenir los esguinces y las distensiones musculares?

• Realizando ejercicio físico de manera regular para mantener fuertes las articulaciones y los músculos. • Efectuando ejercicios de calentamiento antes de realizar ejercicio físico o actividades físicas importantes. • Utilizando el equipo protector adecuado al hacer deporte. • Utilizando calzado adecuado. Al realizar ejercicio, utilizar un calzado blando con superficie homogénea. • Manteniendo un peso corporal saludable. La obesidad da lugar a la sobrecarga de los músculos y las articulaciones. El médico puede determinar cuál es el peso adecuado según la estructura corporal de cada paciente. • Al levantar un objeto pesado, sujetándolo cerca del cuerpo, manteniendo la espalda recta y los pies separados, y flexionando las rodillas. El levantamiento se debe realizar utilizando las piernas, no la espalda. Durante el proceso de levantamiento el cuerpo no debe girar ni desplazarse. N

Esta guía para la educación de los pacientes ha sido adaptada para la categoría de quinto grado empleando las fórmulas de Flesch-Kincaid y SMOG. Puede ser fotocopiada para uso clínico o adaptada para satisfacer las necesidades de su institución. Puede conseguirse la bibliografía seleccionada previa petición. Para obtener más indicaciones sobre cómo escribir guías educativas, consulte el primer artículo de esta serie: “Escribiendo ayudas educativas fáciles de leer” (octubre 2002). Agradecimiento especial a Tracy Kane, MEd, coordinadora de educación a pacientes, Albert Einstein Health Care Network, Philadelphia, Pa.

Nursing 2004, Abril 23