Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica

Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica

COMUNICACIÓN BREVE Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica Rosa M. Lorentea • Jesús M. Díazb • Yolanda del Vallea • Isabel...

139KB Sizes 32 Downloads 131 Views

COMUNICACIÓN BREVE

Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica Rosa M. Lorentea • Jesús M. Díazb • Yolanda del Vallea • Isabel Gallegoc a

Servicio de Radiodiagnóstico. Hospital Universitario Santa Cristina. Madrid. España. Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo. Hospital Universitario Santa Cristina. Madrid. España. c Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Universitario Santa Cristina. Madrid. España. b

Fibrolipoma of the Anterior Abdominal Wall: an Atypical Presentation El fibrolipoma es un tipo de lipoma que contiene tejido fibroso. Presentamos un caso de fibrolipoma de la pared abdominal anterior de gran tamaño y con hallazgos radiológicos poco frecuentes, que dificultan el diagnóstico por imagen. Mostramos los hallazgos en ecografía, tomografía computarizada, cirugía y anatomía patológica, así como el diagnóstico diferencial de la lesión. Palabras clave: Fibrolipoma. Pared abdominal. Ecografía. TC.

E

l lipoma es el tumor de partes blandas más frecuente, hasta el 50% en series quirúrgicas1. Es una lesión formada por adipocitos maduros indistinguibles de la grasa normal. Si aparece tejido fibroso o estroma mixoide focalmente en un lipoma la lesión se denomina fibrolipoma o mixolipoma, pero el tumor se considera un tipo de lipoma2.

PRESENTACIÓN DEL CASO Mujer de 48 años de edad, sin antecedentes personales de interés, que consulta por apreciar una tumoración abdominal infraumbilical de nueve meses de evolución. En la exploración física se identificó una gran tumoración de consistencia elástica, no dolorosa, y que no protruía con la tos.

Fibrolipoma is a type of lipoma that contains fibrous tissue. We present the case of an unusually large anterior abdominal wall fibrolipoma presenting rarely seen radiological characteristics which hinder its radiological diagnosis. We present the findings in ultrasound scan, CT, surgery and pathological anatomy, as well as the lesion’s differential diagnosis. Key words: Fibrolipoma. Abdominal wall. Ultrasound scan. CT.

Se realizó punción aspiración con aguja fina (PAAF) con control ecográfico, y se obtuvo un material líquido que en el análisis citológico mostró un fondo proteínico, con escasos fragmentos de tejido fibroadiposo maduro y ocasionales escamas anucleadas de queratina. La paciente se intervino para resecar la lesión. Se abrió la línea alba y se encontró una gran tumoración, en su mayor parte situada entre el músculo recto anterior derecho y la vaina posterior del recto y peritoneo, a los que respetaba en su totalidad (fig. 3). El estudio microscópico de la pieza mostró una tumoración delimitada por una cápsula conectiva y constituida por tejido adiposo maduro y áreas de colagenización, edema y degeneración mixoide. El diagnóstico fue fibrolipoma (fig. 4).

En la ecografía, la lesión correspondía a una imagen ovalada, localizada detrás de los músculos de la pared abdominal anterior, con ecogenicidad heterogénea (fig. 1). Se realizó una tomografía computarizada (TC) con contraste oral e intravenoso. En la pared anterior del abdomen en la región infraumbilical, fundamentalmente por detrás de los músculos rectos, desplazando la línea alba y rodeando anteriormente al músculo recto anterior derecho, había una lesión que predominantemente presentaba baja atenuación y contornos bien delimitados, con plano de separación con los órganos adyacentes (asas intestinales, útero y vejiga) (fig. 2).

Correspondencia: ROSA M. LORENTE. Servicio de Radiodiagnóstico. Hospital Universitario Santa Cristina. C/ Maestro Vives, 2. 28009 Madrid. España. Recibido: 2-IV-2003. Aceptado: 1-VII-2003.

116

Fig. 1.—Ecografía. Corte transversal en la pared anterior del abdomen. Lesión ovalada con bordes bien definidos, localizada detrás de los músculos rectos, predominantemente hiperecogénica respecto a ellos y con áreas hipoecogénicas.

Radiología 2004;46(2):116-118

70

Lorente RM, et al. Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica

Fig. 2.—Tomografía computarizada (TC) con contraste oral e intravenoso. Tumoración de localización posterior a los músculos rectos anteriores del abdomen que desplaza la línea alba y rodea anteriormente al derecho. Mide en sus diámetros anteroposterior, transversal y longitudinal 7 × 17 × 26 cm. Presenta, predominantemente, baja atenuación (17 UH), con alguna área similar a la grasa y está encapsulada, con plano de separación de estructuras adyacentes.

DISCUSIÓN Los lipomas son los tumores de partes blandas más frecuentes de forma global en el organismo. Su origen puede ser intramuscular (1,8% de los tumores grasos) o intermuscular (0,3% de los tumores grasos). Los primeros pueden ser delimitados o infiltrativos. Los intermusculares son más frecuentes en la pared anterior del abdomen, predominan al final de la edad adulta3, son bien delimitados y no recurren tras cirugía2. Clínicamente, los lipomas son neoplasias blandas de lento crecimiento y generalmente asintomáticas. En la TC son masas de bordes bien definidos, homogéneas, con densidad grasa (–40 a –100 UH) y que pueden contener finos septos de tejido blando y vasos4. Ecográficamente, suelen ser lesiones encapsuladas hiperecogénicas5.

Fig. 3.—Tumoración bien delimitada multilobulada, encapsulada, situada entre el músculo recto anterior y la vaina posterior del recto y peritoneo. La superficie externa es blanco-rosada, lisa y brillante con dibujo vascular en áreas.

una lesión infrecuente que puede aparecer en partes blandas, incluyendo la pared abdominal anterior9. Los tumores malignos más frecuentes son sarcomas, seguidos por linfomas primitivos. La afectación metastásica es frecuente y puede producirse por vía directa (cáncer gastrointestinal y de ovario) o por vía hematógena (metástasis en músculos o grasa subcutánea)4. En nuestro caso, la lesión presentaba signos que sugerían una tumoración poco agresiva, por lo que la primera sospecha es que correspondía a un tumor benigno. Las lesiones del uraco son habitualmente quistes de localización en línea media por debajo del ombligo y encima de la vejiga, pero los quistes infectados y los carcinomas de uraco son lesiones ecográficamente ecogénicas, y en TC pueden presentar una pared engrosada o aparecer como lesiones de características mixtas con diferentes niveles de atenuación10.

El diagnóstico diferencial más importante del lipoma es con el liposarcoma. Los hallazgos radiológicos que orientan a liposarcoma con una diferencia estadísticamente significativa son la presencia de una lesión mayor de 10 cm, septos gruesos, áreas globulares y/o nodulares o masas de tejido no graso y lesiones con menos del 75% de grasa, pero existen lipomas con áreas no grasas muy importantes, en la serie de Kransdorf et al, el 31% de los lipomas tenían importantes áreas no grasas y el 6% presentaban un área no grasa dominante6. Estas áreas se correlacionaban histológicamente con necrosis grasa, calcificación, fibrosis, inflamación y degeneración mixoide. Los tumores más frecuentes en la pared abdominal anterior son los desmoides. Son neoplasias de tejido fibroso que aparecen en los músculos de la pared, generalmente en pacientes con cirugía previa y con predominio en mujeres7. La atenuación es similar al músculo en TC precontraste e hiperdensa poscontraste4. Los tumores fibrosos solitarios de pared abdominal predominan en mujeres, a diferencia de los tumores fibrosos en el resto del organismo que tienen igual distribución por sexos8. Una variante del tumor fibroso solitario es el tumor fibroso mixoide, en el que el cambio mixoide afecta a más del 50% del tumor. Es 71

Fig. 4.—Descripción microscópica. Tejido fibroadiposo maduro, con baja densidad celular sin atipia ni mitosis. Área de hialinización y degeneración mixoide.

Radiología 2004;46(2):116-118

117

Lorente RM, et al. Fibrolipoma de la pared abdominal anterior de presentación atípica

Otras causas de tumoración de pared abdominal anterior son hematomas, procesos inflamatorios e infecciosos y otras entidades como implantes endometriales (poscirugía o laparoscopia), miositis osificante o lipomatosis difusa de la pared. Los quistes hidatídicos hepáticos pueden invadir la pared abdominal anterior, generalmente a través de un pequeño orificio, y dar una imagen en reloj de arena con una lesión quística similar y en continuidad con la lesión hepática, y también pueden afectar los músculos por diseminación hematógena y dar una lesión quística intramuscular11. Nuestra paciente presentaba un caso de lipoma con predominio del tejido no graso. Los hallazgos en ecografía y TC de la lesión que presentamos no orientaban a un tumor de estirpe lipomatosa. La gran cantidad de edema y degeneración mixoide presentes en la pieza condicionaban las características de imagen de la masa. Debemos recordar que aunque la ecografía es útil en el diagnóstico diferencial de lesiones de la pared abdominal anterior, la causa más frecuente de error diagnóstico es la presencia de tumores con mezcla de material sólido y quístico12 y esto es también aplicable a los hallazgos en TC. AGRADECIMIENTOS Agradecemos a la Dra. M.J. Alcaraz Mexía, del Servico de Radiodiagnóstico, y al Dr. D. Vaca Vaticón, del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo, su colaboración en la realización de este manuscrito. BIBLIOGRAFÍA 1. Weiss SW. Lipomatous tumors. En: Weiss SW, Brooks JSJ, editors. Soft tissue tumors. Baltimore: Williams & Wilkins, 1996; p. 207-51.

118

2. Kempson RL, Fletcher CDM, Evans HL, Hendrickson MR, Sibley RK. Lipomatous tumors. En: Rosai J, editor. Atlas of tumor pathology. Tumors of the soft tissues. Washington, DC: Armed Forces Institute of pathology, 2001; p. 187-236. 3. Fletcher CD, Martin-Bates E. Intramuscular and intermuscular lipoma: neglected diagnosis. Histopathology 1988;12:275-87. 4. Heiken JP, Winn SS. Pared abdominal y cavidad peritoneal. En: Lee JKT, Sagel SS, Stanley RJ, Heiken JP, editores. Body TC. Correlación RM. Madrid: Marban Libros, S.L., 1999; p. 9611022. 5. Nguyen KT, Saurbrei EE, Nolan RL, Lewandowski BJ. Pared abdominal. En: Rumack CM, Wilson SR, Charboneau JW, editores. Diagnóstico por ecografía. 2.a ed. Madrid: Marban Libros, S.L., 1999; p. 487-99. 6. Kransdorf MJ, Bancroft LW, Peterson JJ, Murphey MD, Foster WC, Temple HT. Imaging of fatty tumors: distinction of lipoma and well-differentiated liposarcoma. Radiology 2002;224:99104. 7. Brasfield RD, Das Gupta TK. Desmoid tumours of the anterior abdominal wall. Surgery 1969;65:241-6. 8. Huang HY, Sung MT, Eng HL, Lee TY, Ko SF, Wang CC, et al. Solitary fibrous tumor of the abdominal wall: a report of two cases immunohistochemical, flow citometric, and ultrastructural studies and literature review. APMIS 2002;110:253-62. 9. De Saint Aubain Somerhausen N, Rubin BP, Fetcher CD. Myxoid solitary fibrous tumor: a study of seven cases with emphasis on differential diagnosis. Mod Pathol 1999;12:463-71. 10. Yu JS, Kim KW, Lee HJ, Lee YJ, Yoo CS, Kim MJ. Urachal remnant diseases: spectrum of CT and US findings. Radiographics 2001;21:451-61. 11. Pedrosa I, Saiz A, Arrazola J, Ferreirós J, Pedrosa CS. Hydatid disease: radiologic and pathologic features and complications. Radiographics 2000;20:795-817. 12. Truong S, Pfingsten FP, Dreuw B, Schumpelick V. Value of sonography in diagnosis of uncertain lesions of the abdominal wall and inguinal region [abstract]. Chirurg 1993;64:468-75.

Radiología 2004;46(2):116-118

72