Movilidad articular, acortamientos musculares y descompensaciones articulares en las personas mayores

Movilidad articular, acortamientos musculares y descompensaciones articulares en las personas mayores

13 Car director-641-645.qxd 19/11/08 12:46 Página 642 CARTAS AL DIRECTOR El espectro parasitario detectado resulta pobre respecto de lo observado...

77KB Sizes 2 Downloads 39 Views

13 Car director-641-645.qxd

19/11/08

12:46

Página 642

CARTAS AL DIRECTOR

El espectro parasitario detectado resulta pobre respecto de lo observado en otros estudios2,3, pero recoge las especies intestinales más frecuentes en población infantil en estas latitudes. La prevalencia total obtenida difiere de los escasos estudios realizados en España3,4, pero resulta elevada si se considera que sólo se analizó una muestra fecal por escolar. Los resultados epidemiológicos concuerdan con los conocimientos de los que se dispone sobre la biología y la epidemiología de las especies parásitas detectadas. El hecho de que la parasitación sea mayor en los niños que no se lavan las manos confirma el hecho de que la falta de higiene favorece la diseminación a través de la vía fecal-oral. La influencia del número de habitantes del domicilio familiar y de compartir habitación con algún hermano corrobora la transmisión interpersonal de estas especies. También se ha detectado un mayor riesgo de presentar parasitosis en la población inmigrante, aunque el número de niños de procedencia extranjera no es representativo de esta población. La correlación entre la presencia de animales domésticos y parasitismo reafirma el postulado de algunos autores sobre la transmisión zoonótica de G. intestinalis y B. hominis a partir de animales domésticos5,6. Finalmente, debe destacarse la figura del portador asintomático en este tipo de infecciones, sólo detectable en estudios epidemiológicos como el realizado y que resultan de gran relevancia en salud pública para llevar a cabo el adecuado tratamiento, prevención y control de este tipo de infecciones parasitarias.

Susana Belda Rustarazoa, María Morales Suárez-Varelab, Miguel Gracia Antequerac y José Guillermo Esteban Sanchisd aLicenciada

en Farmacia y Colaboradora del Departamento de Parasitología. Facultad de Farmacia. Universitat de València. Valencia. España. bProfesora Titular de Medicina Preventiva y Salud Pública. Departamento de Medicina Preventiva. Universitat de València y Fundación Hospital Universitario Dr. Peset CIBER CB06/02/0045–Epidemiología y Salud Pública. Valencia. España. cEspecialista en Pediatría. Servicio de Pediatría. Fundación Hospital Universitario Dr. Peset. Valencia. España. dProfesor Titular de Parasitología. Departamento de Parasitología y Biología Celular. Universitat de València. Valencia. España.

642 | Aten Primaria. 2008;40(12):641-5 |

1. OMS. Métodos básicos de laboratorio en Parasitología Médica. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 1982. 2. Jarabo MT, García Morán NP, García Morán JI. Prevalencia de parasitosis intestinales en una población escolar. Enf Infecc Microbiol Clin. 1995;13:464-8. 3. Tajada Alegre P, Bohigas Roldán C, García Collia M, Tobar Izquierdo M, PérezMaroto F, Sacristán Escudero B, et al. Estudio epidemiológico de las parasitosis intestinales 2000-2001 en población ambulatoria del Área 1 de la Comunidad de Madrid. An Clin. 2002;27:47-58. 4. Jiménez C, González-Iglesias C, De Armas C, Rodríguez-Caabeiro F. Estudio de la incidencia de las parasitosis gastrointestinales en niños de edad preescolar en el término municipal de Alcalá de Henares. An Clin. 1994;74:21-4. 5. Thompson RCA. The zoonotic significance and molecular epidemiology of Giardia and giardiasis. Vet Parasitol. 2004;126:15-35. 6. Stenzel DJ, Boreham PFL. Blastocystis hominis revisited. Clin Microbiol Rev. 1996;9:563-84.

Movilidad articular, acortamientos musculares y descompensaciones articulares en las personas mayores Sr. Director: Se pretende medir, mediante una batería de tests, la amplitud articular y su evolución de forma transversal, en una población de personas mayores. Esta batería ha sido utilizada anteriormente en otras poblaciones de diferentes edades1,2. Se utilizaron una serie de ítems reunidos que miden la amplitud articular del hombro, de la cadera y de rodilla. Los tests se basan en mediciones goniométricas, siguiendo los protocolos propuestos por los diferentes autores consultados. Todos los ítems se dividen en lado derecho y lado izquierdo. Para la medición se utilizó un goniómetro manual (modelo KaWe Pakistan Talexco), la prueba se ejecuta 3 veces en cada ítem y se

Palabras clave: Personas mayores. Acortamientos. Flexibilidad. Descompensaciones.

realiza la media correspondiente. El estudio se llevó a cabo en Ponferrada, en el pabellón deportivo del J.T., donde los sujetos siguen el programa de actividad física. La muestra incluida es de 67 sujetos, 53 mujeres (79,1%) y 14 varones (20,9%), con edades comprendidas entre los 57 y los 83 años. El conjunto de sujetos estudiados se dividió en 5 grupos de edad para así poder diferenciar los resultados por franjas de edad. Las diferentes pruebas que componen el test se dividen en función de la articulación que debe valorarse (hombro, cadera y rodilla). Estas pruebas son las siguientes: prueba de rotadores internos y aductores del hombro; prueba de aductores del hombro3; prueba de rotadores internos y externos del hombro o diagonal posterior4; prueba de pectoral mayor5; valoración de los flexores de rodilla y extensores de cadera6; valoración de los flexores de cadera y extensores de rodilla5, y valoración de aductores de cadera7. Se obtienen resultados relevantes en la prueba de pectoral. Un 100% de los sujetos estudiados tienen esta musculatura acortada. Asimismo, se obtienen los siguientes porcentajes: prueba de rotadores internos y aductores del hombro, 38,8 y 44,8%. Prueba de Kendall, 73,1 y 77,6%. Prueba del diagonal posterior, 62,7 y 76,1%. Prueba de flexión de cadera con rodilla en extensión, 94 y 97%. Prueba de Thomas, 9 y 10,4% (psoas ilíaco) y 29,9 y 31,3% (recto anterior). En los rotadores de cadera, 100%. La amplitud articular es mayor en las mujeres. En relación con las descompensaciones, destacan las observadas en la prueba del pectoral (40,3%), en rotadores internos y aductores de hombro (14,9%), en la prueba de Kendall (7,5%) y en la prueba del diagonal posterior (16,4%). En los rotadores de cadera, externos e internos, respectivamente (61,2 y 49,3%). Se observa un porcentaje superior de descompensaciones en las mujeres en la mayoría de las pruebas. Existe una tendencia natural hacia el empeoramiento de la amplitud articular producida por diversos factores, entre los que se encuentran la edad y la falta de actividad física bien dirigida y planificada, donde se incorporen ejercicios de flexibilización y de movilidad articular. Destaca el bajo porcentaje de población masculina que participa en los programas de actividad física para personas de edad avanzada, por lo que los resultados

13 Car director-641-645.qxd

19/11/08

12:46

Página 643

CARTAS AL DIRECTOR

obtenidos no pueden generalizarse a la población total. Resulta interesante comprobar cómo en los mayores de 75 años los resultados se estabilizan e incluso mejoran. Esto puede estar provocado por una mejor condición física de los sujetos estudiados o por un estancamiento en la pérdida de amplitud articular.También debe comentarse que los resultados obtenidos en las mujeres son superiores a los de los varones, lo que supone una continuidad en una cualidad que ya de por sí es favorable al sexo femenino. Los acortamientos encontrados en la mayoría de las pruebas realizadas son muy elevados. La pérdida de amplitud articular, producto de los acortamientos musculares y de las grandes descompensaciones que se presentan en las articulaciones estudiadas, suponen una merma en la calidad del movimiento.

David Ramos Espadaa, Fernando Guerra Lópezb, José Luis González Montesinosc y Jesús Mora Vicentec aEscuela

de Fisioterapia. Universidad de León. León. España. bMonitor de Actividad física en Tercera Edad. cFacultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Cádiz. Cádiz. España. 1. Ramos D, González Montesinos JL, Mora Vicente J. Diferencias en las amplitudes articulares entre varones y mujeres en edad escolar. Apunts de Medicina de l’Esport. 2001;153:13-25. 2. González Montesinos JL, et al. Propuesta de tests de evaluación de la movilidad articular y estudio de los acortamientos musculares en una población universitaria. Revista Española de Educación Física y Deportes 2008. En prensa. 3. Kendall HO, Kendall FP, Wadsworth GE. Músculos, pruebas y funciones (2.ª ed.). Barcelona: Jims; 1985. 4. Clarkson HM. Proceso evaluativo musculoesquelético amplitud del movimiento articular y test manual de fuerza muscular. Barcelona: Paidotribo; 2003. 5. Daniels L, Worthingham C. Fisioterapia. Ejercicios correctivos de la Alineación y Función del Cuerpo Humano, Barcelona: Doyma; 1981. 6. Ridge IL. Manual of Orthopaedic Surgery. Chicago: American Orthopaedic Association; 1985. 7. Daza J. Test de movilidad articular y examen muscular de las extremidades. Madrid: Médica Panamericana; 1996.

La pregunta clínica: una oportunidad formativa inesperada Sr. Director: Para mejorar la investigación en atención primaria (AP) en nuestra unidad docente, se instauró desde el año 2006 un nuevo plan formativo para los residentes de medicina de familia, desarrollando varios cursos y talleres, y un «club de revistas». Esta iniciativa partía de conseguir un conjunto de preguntas clínicas, de las que surgen en el trabajo habitual del médico de familia en el centro de salud, para que fueran la base de búsquedas bibliográficas basadas en la evidencia e iniciar así su formación en investigación. El objetivo actual es divulgar los resultados para rentabilizar la información cualitativa conseguida dentro de una estrategia de mejora de la docencia de los residentes. En el primer taller de investigación para los residentes de primer año (promoción 20062010), realizado en diciembre de 2006, tras más de 6 meses de estancia en AP, se realizó una «tormenta de ideas» para conseguir buenas preguntas clínicas. Éstas se han agrupado según su contenido de acuerdo con las grandes áreas formativas del programa de la especialidad. Participaron 29 de los 30 residentes de la promoción (uno no pudo acudir), y se obtuvo un total de 84 preguntas. Se han obtenido 35 preguntas clínicas-biológicas y 49 no clínicas. Las preguntas clínicas ordenadas por número corresponden a: gestión clínica y calidad asistencial (31 preguntas), relación médico-paciente (23), demanda asistencial (21), tratamiento y prescripción (21), diagnóstico (15), enfermedades cardiovasculares (13) y problemas de los residentes (11). Este catálogo de preguntas se ha utilizado en el club de revistas. Las preguntas no clínicas, por su contenido, indican malestar, dificultades o problemas de los residentes, y se refieren a calidad asistencial, relación médico-paciente, gestión del centro de salud, relación residente-

Palabras clave: Atención primaria. Medicina familiar. Formación. Residentes.

Tabla 1 Agrupación de las preguntas, por número y área, sobre malestar, dificultades, problemas y necesidades de los residentes Área a la que corresponde el contenido de la pregunta

Número de preguntas

1 Demanda y utilización de servicios

18

2 Relación médico-paciente, entrevista clínica

14

3 Gestión clínica y calidad asistencial

6

4 Relación residente-tutor-paciente

6

5 Ambiente y situación laboral

5

tutor-paciente, y situación y ambiente laboral (tabla 1). Ejemplos de algunas de las preguntas son los siguientes: ¿cuál es el número de pacientes hiperconsultadores por cupo y qué demandan? ¿Es posible realizar la historia, diagnosticar y tratar una enfermedad en 300 segundos? ¿Pierde el médico credibilidad si le plantea sus dudas al paciente?, entre otras. Entre las preguntas obtenidas hemos identificado oportunidades formativas y de mejora del nivel de competencia clínica de nuestros residentes pero, sobre todo, de sus actitudes, preocupaciones y necesidades, que aportan una información muy valiosa y difícil de conseguir por otras vías para la planificación de la formación de este grupo de residentes. Además, estos hallazgos nos han permitido proponer las siguientes medidas: realizar actividades de mejora de la comunicación tutores-residentes, utilizando la retroalimentación formativa; organizar actividades formativas específicas sobre los déficit más importantes detectados, por ejemplo, de talleres, o grupos de trabajo de los propios residentes, y proponer actividades de investigación sobre docencia.

José Saura Llamasa, Esther Rubio Gila, Antonio Martínez Pastorb y Jorge Gómez Portelaa a Técnico de Salud. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. GAP de Murcia. Murcia. España. bCoordinador. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. GAP de Murcia. Murcia. España.

| Aten Primaria. 2008;40(12):641-5 | 643