Protocolo diagnóstico del ojo rojo

Protocolo diagnóstico del ojo rojo

PROTOCOLO DIAGNÓSTICO DEL OJO ROJO A.I. Vallelado Álvarez Instituto Universitario de Oftalmología Aplicada (IOBA). Universidad de Valladolid. Valladol...

189KB Sizes 3 Downloads 52 Views

PROTOCOLO DIAGNÓSTICO DEL OJO ROJO A.I. Vallelado Álvarez Instituto Universitario de Oftalmología Aplicada (IOBA). Universidad de Valladolid. Valladolid

El término “ojo rojo” engloba a una gran variedad de procesos que se caracterizan todos ellos por producir un enrojecimiento de la superficie anterior del ojo, constituyéndose en el problema ocular que más se trata en los centros de asistencia primaria. Para orientar el diagnóstico es imporante determinar la localización del enrojecimiento: 1. Hiperemia conjuntival. Enrojecimiento a nivel de los vasos superficiales de la conjuntiva. Generalmente se trata de procesos banales originados por problemas palpebrales o de la conjuntiva (conjuntivitis). 2. Hiperemia o inyección periquerática. Hiperemia de los vasos epiesclerales y conjuntivales profundos formando una especie de anillo alrededor de la córnea. Es típico de los procesos uveíticos y de la patología corneal. 3. Inyección mixta. Es una combinación de las dos formas anteriores y refleja la existencia de una patología ocular grave del segmento anterior. 4. Inyección epiescleral. Hiperemia de los vasos del plexo epiescleral. Característico de escleritis y epiescleritis. El hiposfagma también denominado equimosis o hemorragia subconjuntival constituye otra causa de ojo rojo en la que la responsable de éste no es la vasodilatación como en los casos anteriores, sino que se trata de una colección de sangre que aparece de forma brusca e indolora y se debe a la rotura de un vaso conjuntival. Aparece en algunas conjuntivitis víricas (queratoconjuntivitis epidémica, fiebre faringo-conjuntival-ambas producidas por distintos tipos de adenovirus), tras traumatismos o de forma espontánea (geneMedicine 2000; 8(24): 1255-1257

ralmente de causa desconocida –95% de los casos–), tras un golpe de tos o secundaria a discrasias sanguíneas (esta etiología se descartará en los casos en que la equímosis recurra con cierta frecuencia). No precisa tratamiento. La tabla 1 muestra algunas causas que producen un ojo rojo.

¿Cómo abordar el diagnóstico ante un ojo rojo? Para diagnosticar un ojo rojo conviene seguir las siguientes pautas (fig. 1): 1. Observar si se trata de un proceso uni o bilateral. 2. Localizar el enrojecimiento (inyección conjuntival, ciliar, mixta o equímosis). 3. Explorar los párpados y las pestañas, realizar la eversión de los párpados si se sospecha la presencia de un cuerpo extraño. 4. Determinar la agudeza visual. 5. Si existen o no secreciones (típicas de las conjuntivitis) (tabla 2). De forma orienTABLA 1 Algunas causas de ojo rojo Conjuntivitis*

Ojo seco***

Blefaritis*

Celulitis*

Epiescleritis*

Problemas lentes de contacto**

tativa ante una secreción serosa se sospechará una etiología alérgica. Una secreción purulenta o mucopurulenta, con dificultad para despegar los ojos por la mañana, es sugestiva de una etiología bacteriana. 6. Examinar la córnea (se utilizará fluoresceína para evidenciar la existencia de erosiones), la pupila, la cámara anterior y la superficie anterior del iris. 7. Valorar la presión intraocular (importante en el diagnóstico de un ataque agudo de glaucoma). Hay una serie de signos y síntomas acompañando al enrojecimiento ocular que pueden dirigir el diagnóstico hacia un determina proceso: 1. La disminución de la agudeza visual (que no se restaura tras el parpadeo) sugiere lesión corneal, uveítis o glaucoma. 2. La presencia de dolor aparece en procesos tales como queratitis, úlceras corneales, iridociclitis, escleritis, glaucoma agudo. 3. La presencia de halos de colores traduce la presencia de un edema a nivel corneal. 4. La existencia de secreciones sugiere conjuntivitis de cualquier etiología. 5. Alteraciones en el tamaño o la forma de la pupila como en las iridociclitis (mioTABLA 2 Tipo de secreción en una conjuntivitis y posible etiología

Escleritis*

Exoftalmos***

Uveítis**

Glaucoma agudo**

Vírica

+







Problemas alérgicos*

Triquiasis***

Chamydia



+



+

Pterigium*

Entropion-ectropion***

Bacteria





+

+

Erosiones corneales**

Toxicidad a colirios***

Tóxica

+

+



+

Alérgica

+

+





*Inyección conjuntival. **Inyección periquerática. ***Mixta.

Serosa

Mucosa Purulenta Mixta

+: presente; —: ausente.

1255

ENFERMEDADES OCULARES

Ojo rojo

¿Dolor?



No

¿Visión borrosa?



Dirigir al oftalmólogo



¿Fotofobia?

No

¿Secreciones?

No

No



Iritis/uveítis Glaucoma agudo Queratitis

Purulenta

Acuosa

Conjuntivitis bacteriana

Conjuntivitis vírica o alérgica

¿Picor?

Fig. 1. Algoritmo diagnóstico del ojo rojo

1256

¿Picor?



No

Conjuntivitis alérgica Ojo seco Blefaritis

Dirigir al oftalmólogo



No

Conjuntivitis alérgica

Conjuntivitis vírica

Epiescleritis Ojo seco Blefaritis Toxicidad

PROTOCOLO DIAGNÓSTICO DEL OJO ROJO

sis, pupilas irregulares debido a la presencia de sinequias), glaucoma agudo (midriasis), traumatismos. El médico de asistencia primaria puede tratar sin necesidad de remitir al oftalmólogo: blefaritis (higiene palpebral), orzuelos (calor local y pomada tópica antibiótica), conjuntivitis bacterianas agudas (con colirios antibióticos), conjuntivitis ví-

ricas (no tienen un tratamiento específico) e hiposfagmas (no requieren tratamiento). El médico general ante un ojo rojo no debe prescribir nunca colirios anestésicos o corticoides tópicos (potencian las queratitis herpéticas y micóticas y pueden inducir cataratas o elevar la presión intraocular).

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA Alessandrini EA. The case of the red eye. Pediatr Ann 2000; 29 (2): 112-116. Duguid. Red eye: avoid the pitfalls. Practitioner 1997; 241 (1573): 188-190, 192, 194-195. Hara JM. The red eye: diagnosis and treatment. Am Fam Physician 1996; 54 (8): 2.423-2.430. Morrow GL, Abbott RL. Conjuntivitis. Am Fam Physician 1998; 57(4): 735-746. Pastor Jimeno JC. Guiones de Oftalmología. Madrid: McGraw-Hill, 1999.

1257