Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot

Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot

OFTAL-1032; No. of Pages 3 ARTICLE IN PRESS a r c h s o c e s p o f t a l m o l . 2016;xxx(xx):xxx–xxx ARCHIVOS DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE OFTALMOLO...

1MB Sizes 0 Downloads 54 Views

OFTAL-1032; No. of Pages 3

ARTICLE IN PRESS a r c h s o c e s p o f t a l m o l . 2016;xxx(xx):xxx–xxx

ARCHIVOS DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE OFTALMOLOGÍA www.elsevier.es/oftalmologia

Carta al Director

Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot Recommendations for the management of Birdshot retinochoroiditis

Sr. Director: Leemos con gran interés el artículo de Rivera de Zea et al., titulado «Implante intravítreo de dexametasona como terapéutica del edema macular persistente en la retinocoroidopatía de Birdshot», publicado en el número de marzo de 2016 de su revista. Nos gustaría agradecer a los autores su interesante aportación, así como recordar una serie de datos sobre la retinocoroiditis de Birdshot (BRC, por sus siglas en inglés), que es importante conocer para el manejo de estos pacientes. La BRC es una panuveítis granulomatosa con afectación predominante del estroma coroideo, al igual que el síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada (VKH) y la oftalmía simpática (SO). Al contrario que estas 2 últimas entidades, en la BRC también existe, además, una retinitis primaria, que no es consecuencia de la coroiditis. Es por eso que, aunque el tratamiento sistémico agresivo en la fase aguda resuelve la inflamación retiniana y coroidea en el VKH y la SO, la retinitis suele ser más resistente en el caso de la BRC1 , como observan Rivera de Zea et al. La histología de la BRC fue descrita por Gaudio et al., en 2002, quienes observaron un infiltrado compuesto por células epitelioides alrededor de los melanocitos de la coroides2 . Se cree que estos infiltrados se corresponden con las lesiones

hipofluorescentes que se observan en la angiografía con verde de indocianina (ICGA) de estos pacientes (fig. 1). En la actualidad, la demostración de estas lesiones hipofluorescentes en la ICGA se considera un criterio necesario para el diagnóstico clínico de la BRC1 . Es importante realizar un estudio completo de estos pacientes, tanto en el momento del diagnóstico como en el seguimiento. Los signos retinianos de la fase aguda o exudativa, con presencia de vasculitis y vitritis, suelen ser fácilmente observables en la clínica. Sin embargo, la actividad inflamatoria coroidea de la fase crónica de la enfermedad, muchas veces pasa inadvertida en el examen clínico. No es infrecuente que los pacientes estén sintomáticos y sufran empeoramiento visual incluso en ausencia de signos clínicos de inflamación. Es por ello que se recomienda incluir en el seguimiento de estos pacientes, además del examen clínico, estudios seriados con ICGA, perimetría automatizada y electrorretinografía de campo completo. Es muy frecuente observar un retraso en la latencia en el flicker de 30 Hz en condiciones fotópicas en pacientes con BRC no tratada (fig. 2). Tanto la desaparición de las lesiones hipofluorescentes de la ICGA, como la normalización del flicker 30 Hz en condiciones fotópicas se han asociado con una buena respuesta a la hora de disminuir el tratamiento inmunosupresor en pacientes con BRC3 .

Cómo citar este artículo: González-López JJ, et al. Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot. Arch Soc Esp Oftalmol. 2016. http://dx.doi.org/10.1016/j.oftal.2016.04.002

OFTAL-1032; No. of Pages 3

2

ARTICLE IN PRESS a r c h s o c e s p o f t a l m o l . 2016;xxx(xx):xxx–xxx

˜ Figura 1 – A y B) Retinografías en color en el momento de la presentación de una mujer de 39 anos con diagnóstico de retinocoroiditis de Birdshot, portadora de HLA-A29. Pueden observarse las lesiones hipopigmentadas clásicas, sobre todo en el ojo izquierdo, más sintomático. C y D) Angiografía con fluoresceína en el que puede observarse la vasculitis primaria bilateral asimétrica, con mayor afectación del ojo izquierdo. E) Angiografía con verde de indocianina del ojo derecho. A los 7 min pueden observarse las clásicas lesiones coroideas hipopigmentadas, que no se aprecian en la simple exploración clínica en ese ojo. F) Angiografía con verde de indocianina del ojo izquierdo. En tiempos más tardíos (40 min) se siguen observando las lesiones hipopigmentadas a nivel coroideo.

Cómo citar este artículo: González-López JJ, et al. Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot. Arch Soc Esp Oftalmol. 2016. http://dx.doi.org/10.1016/j.oftal.2016.04.002

ARTICLE IN PRESS

OFTAL-1032; No. of Pages 3

3

a r c h s o c e s p o f t a l m o l . 2016;xxx(xx):xxx–xxx

6_Photopic 3.0 Flicker 30Hz ERG (GF) 100,00µV/div

Right eye

Left eye

A P1

P1 1

N1

2

N1

20,0ms/div Normals Channel 1 R-1 2 L-2

58-64

57,0µV-223µV

P1 [ms]

N1 - P1

66,6 (!) 67,8 (!)

82,4µV 59,0µV

6_Photopic 3.0 Flicker 30Hz ERG (GF) 100,00µV/div

Right eye

Left eye

B P1

P1 1

N1

N1

2

20,0ms/div Normals Channel 1 R-1 2 L-2

58-64

57,0µV-223µV

P1 [ms]

N1 - P1

69,6 (!) 69,3 (!)

57,3µV 68,9µV

˜ Figura 2 – A y B) Electrorretinografía de campo completo de 2 varones de 50 y 67 anos, respectivamente, ambos HLA-A29 positivos, con diagnóstico de retinocoroiditis de Birdshot. Puede observarse un retraso bilateral en el flicker fotópico de 30 Hz.

Financiación Los autores declaran no haber recibido financiación para la realización de este trabajo.

Conflicto de intereses JJGL ha recibido ayudas para estudio de Allergan, Santen y Thèa, y ha sido consultor de Bayer.

bibliograf í a

1. Papadia M, Herbort CP. New concepts in the appraisal and management of birdshot retinochoroiditis, a global perspective. Int Ophthalmol. 2015;35:287–301.

2. Gaudio PA, Kaye DB, Crawford JB. Histopathology of birdshot retinochoroidopathy. Br J Ophthalmol. 2002;86:1439–41. 3. Arya B, Westcott M, Robson AG, Holder GE, Pavesio C. Pointwise linear regression analysis of serial Humphrey visual fields and a correlation with electroretinography in birdshot chorioretinopathy. Br J Ophthalmol. 2015;99:973–8.

J.J. González-López ∗ , E. Ciancas y M. Revenga Servicio de Oftalmología, Hospital Universitario Ramón y Cajal, ˜ Madrid, Espana ∗ Autor para correspondencia. Correo electrónico: [email protected] (J.J. González-López) .

˜ 0365-6691/© 2016 Sociedad Espanola de Oftalmología. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados. http://dx.doi.org/10.1016/j.oftal.2016.04.002

Cómo citar este artículo: González-López JJ, et al. Recomendaciones en el manejo de la retinocoroiditis de Birdshot. Arch Soc Esp Oftalmol. 2016. http://dx.doi.org/10.1016/j.oftal.2016.04.002